viernes, 3 de julio de 2020

Conoce lo que pasa con tu cuerpo cuando dejas de hacer ejercicio


Cuando implementas una rutina de ejercicio a tu vida para alcanza tus objetivos personales y de repente ya no puedes mantenerte por diversas causas los resultados obtenidos se pueden ver afectados. 
Cuando empiezas a tener una vida en la que el entrenamiento físico hace parte de tu rutina diaria es de vital importancia que te mantengas y seas perseverante, no todos los días, pero sí procurar no dejarlo por mucho tiempo, ya que con el pasar de los días, semanas, e incluso meses, perderás, en cierta medida, los progresos que has conseguido. A pesar de que hay imprevistos que muchas veces dificultan mantener las rutinas, como el trabajo, las responsabilidades diarias, entre otros, lo más importante es que no dejes que pase mucho tiempo. 
Aunque pueden haber muchos motivos que te impidan continuar, lo más importante es que crees conciencia y sepas la respuesta cuando te cuestionas ¿qué pasa cuando dejo de hacer ejercicio? ya que solo así organizarás tu tiempo o buscarás la forma para contar con la disponibilidad necesaria para llevarlo a cabo. Cuando comprendes las consecuencias de no hacer ejercicio notarás de inmediato la relevancia que esto tiene en tu cuerpo, estado físico, incluso, en tu estado de ánimo. 
A pesar de la situación actual donde la apertura de los gimnasios en Bogotá se ha dificultado por la coyuntura actual que está viviendo el país por el COVID-19, llevar el hábito en el hogar puede ser todo un desafío, sobretodo porque las máquinas permiten guiar mejor los ejercicios y cuidar el cuerpo en el momento de hacer fuerza. No obstante, el objetivo es que puedas ser capaz de continuar, mantengas la disciplina y sigas mejorando cada día. Por esa razón, entérate de lo que sucede cuando dejas tu entrenamiento a un lado. 

• Cuando no te ejercitas durante unos días 

Si dejas de hacer ejercicio físico durante unos días no notarás grandes cambios en la musculatura, refiriéndonos a la tonificación. Sin embargo, algo que sí puedes notar es una desmejora en la resistencia cardiovascular, impidiendo que puedas dar tu mayor esfuerzo. En cambio, si procuras no pasar más de tres días sin ejercitarte seguramente el cuerpo se recuperará mucho más rápido y fácil, te ayudará a volverte más fuerte o ganar más resistencia. 
Lo que te recomendamos para esos días donde inevitablemente no puedes entrenar, es garantizar una alimentación saludable, mucha hidratación y comer a horas. Recuerda que esto desempeña una parte importante dentro de la obtención de resultados favorables. Lo único que debes hacer en cualquiera de los casos es buscar motivación para recuperar tus rutinas, no lo dejes pasar. 

• Cuando no te ejercitas durante semanas 

La capacidad aeróbica es la que permite que el oxígeno de la sangre llegue a cada uno de los músculos que ejercitamos, el problema es que esto se ve afectado cuando pasamos una semana o dos sin hacer entrenamiento físico, así como la resistencia cardiovascular. Algo que puedes hacer para que tu corazón no pierda eficiencia es procurar subir escaleras, moverte, montar bici, buscar la forma para mantenerte activo para que cuando retomes nuevamente el ejercicio no hayas perdido del todo lo logrado de la actividad física o la habilidad cardíaca. 
Algo que siempre recomendamos es que cuando tengas tiempos muertos aproveches para hacer un par de cunclillas, que si no te sientes motivado o motivada y solo quieres ver televisión, aproveches para hacer algún ejercicio físico desde la cama. 

• ¿Dejar de hacer ejercicio por un mes? 

La flexibilidad y la capacidad cardíaca se pierden, igual que notarás que la masa muscular se va a ir reduciendo poco a poco y vuelve la flacidez a tu vida. Terminarás acumulando grasa, por eso es tan importante que si esto sucede por motivos ajenos mantengas una dieta balanceada. Dado que el dejar el ejercicio físico de lado después de haber sido una persona activa, también notarás que tu estado de ánimo se afecta, te sentirás más estresada o estresado. 
Si dejas de lado tu rutina para bajar de peso ya sabes por supuesto lo que sucederá. Y más cuando el cambio de vida es tan radical de pasar a ejercitarte a no hacerlo durante un mes. 

• Cuando no te ejercitas durante meses o un año 

Para nadie es un secreto que la actividad física trae consigo innumerables beneficios físicos, emocionales y actitudinales, por ese motivo, cuando eres una persona que no se ejercita o lo dejas, sabes que será inevitable padecer de aspectos como depresión, insomnio, colesterol alto, diabetes, presión sanguínea elevada, entre otros. No obstante, nuestra recomendación es que empieces ahora de forma gradual, nunca es demasiado tarde, lo más importante es que retomes tan pronto como sea posible. 
Aprovecha este momento para hacerlo desde casa y una vez hayas logrado nuevamente la disciplina y la coyuntura actual haya pasado puedas ir a los gimnasios en Bogotá y contar con un entrenamiento personalizado que te permitirá mejorar lo más rápido posible.
Artículo tomado de: Gimnasios Hard Body 

jueves, 2 de julio de 2020

El ejercicio: el mejor método para combatir la depresión


Durante la cuarentena los niveles de depresión y estados mentales negativos como la ansiedad han aumentado de forma significativa, ante esta situación, los expertos han recomendado incluir el ejercicio en la rutina diaria como una cura efectiva y muy beneficiosa.
Actualmente, el país entero y gran parte del mundo está pasando por una situación difícil debido a los métodos que se han tenido que adaptar para evitar el contagio del COVID-19, y esto ha implicado no salir de los hogares, cambiar nuestros hábitos, no poder trabajar e innumerables circunstancias más que no solo afectan nuestra economía, sino nuestro estado de ánimo, por lo que instituciones como la Organización Mundial de la Salud han identificado que problemas psicológicos como la depresión y la ansiedad se han agudizado. 
Frente a esto, muchos expertos han recomendado optar por estrategias como implementar una rutina de ejercicios diaria que permita salir de ese estado y fortalecernos día a día para superar cada uno de los retos que se van presentando con la mejor actitud y un pensamiento positivo. Pues la postura que adoptemos es determinante en cada uno de los resultados, lo último que debe perderse es la esperanza de que todo va a mejorar en algún momento y mientras tanto nos haremos fuertes. 

¡Tú eres capaz de salir de ese estado de ánimo! 

Dado que el entrenamiento deportivo siempre ha sido un método apropiado para mejorar el estado de ánimo, nos enseña cómo asumir retos y enfrentarlos cada día, es ideal para saber tomar determinaciones que aunque no nos sintamos bien igual lo ejecutamos y lo llevamos a cabo, y que además nos enseña la satisfacción de sentirnos productivos. Los expertos recomiendan que te ejercites diariamente de ser posible, ya que cuando se trata de prevenir la depresión la actividad física desempeña un rol fundamental y te proporciona innumerables beneficios que podrás conocer a continuación. 
Hay muchos ejercicios para la depresión que no requieren necesariamente mucho esfuerzo físico o fuerza, simplemente es cuestión de que lo intentes y notas posteriormente cómo te empiezas a sentir mejor cada día. Dado que ese estado emocional puede traer a tu mente pensamientos de frustración, desmotivación, tristeza y demás sentimientos, el objetivo es que busques cambiarlo por situaciones positivas que puedan traer a tu vida felicidad. Entre los más recomendables está trotar, caminar, montar bicicleta, nadar, incluso subir escaleras porque te permiten despejar la mente, sentirte activo y por ende que estás haciendo algo positivo para tu salud. No siempre se trata de obtener resultados, no olvidas, es cuestión de ir fortaleciendo poco a poco. 

Los estudios aseguran que el ejercicio es la mejor arma para luchar la depresión 

Un innovador estudio de JAMA Psychiatry concluye que realizar ejercicio físico diario reduce significativamente las posibilidades de caer en la depresión o sentimientos que nos hacen sentir sin ganas de nada. La conexión que hay con el deporte y el bienestar psicológico son absolutas y determinan que quienes se ejercitan son menos propensos de caer en estos estados. 
En el ámbito deportivo hay millones de posibilidades para ejercitarse, solo es cuestión de que encuentres la que más te llama la atención, ya sea entrenamiento funcional, rutina de ejercicios focalizados en algunas partes el cuerpo, hacer danza o aeróbicos. Dado que por el momento se dificulta ir a los gimnasios en Bogotá y otras ciudades del país, puedes empezar por buscar ejercicios en internet o usar las rutinas que HardBody ha creado para ti
Así mismo, tenemos información valiosa sobre recetas saludables para que complementes tu estilo de vida de la mejor forma. No podemos olvidar que de acuerdo a cómo te alimentes así mismo el ejercicio que hagas hará sus efectos en tu cuerpo. Asegúrate de buscar alternativas para no dejar que la depresión, la ansiedad o la tristeza hagan parte de tu vida, de ti depende lograr salir de allí.
Artículo tomado de: Gimnasios Hard Body 

martes, 17 de marzo de 2020

Sube tus defensas haciendo ejercicio


El ejercicio le brinda muchos beneficios a tu cuerpo y salud mental, entre los más significativos está el fortalecer tu sistema inmunológico. En esta nota te damos todos los detalles para que te animes a iniciar tu rutina.
Tener las defensas altas es de vital importancia para que puedas protegerte de enfermedades infecciosas, virus, fatiga y otros males para la salud que pueden terminar siendo mortales. Muchos expertos aseguran que hay diversos motivos para que tu cuerpo padezca de algunas bajas en el sistema inmunológico; sin embargo, nuestro organismo se puede fortalecer para garantizar su bienestar, ya sea por medio de un entrenamiento deportivo o una ingesta alimenticia balanceada y altamente nutritiva. 
Es aquí cuando una ingesta consciente de alimentos saludables, en conjunto con una rutina de ejercicios moderada, desempeña un rol vital para que tus defensas se encuentren en las mejores condiciones. De acuerdo a profesionales de la salud, la actividad física, de manera habitual, mejora el funcionamiento del cuerpo, esto lo puedes comparar con datos sobre el sedentarismo. A pesar de que existen muchas teorías en relación a ello, lo cierto es que hacer ejercicio sube las defensas y este es tan solo es uno de los innumerables beneficios que proporciona. 
Si deseas hacer ejercicio para subir defensas, es indispensable que no te excedas y lo hagas de acuerdo a tus capacidades físicas. Por esa razón, contar con el asesoramiento por parte de entrenadores capacitados para mantenerte fuerte y saludable es una oportunidad que no debes dejar pasar. ¡Empieza tu plan de entrenamiento físico conociendo todos los beneficios que te va a garantizar! 

Efectos positivos del ejercicio para tu sistema inmunológico 

• Elimina bacterias de los pulmones 

Toda actividad física trabaja directamente con todo tu sistema cardiovascular y respiratorio, generando gran oxigenación en tus pulmones, el cerebro, células y todos los órganos de tu cuerpo, en general, por lo que te ayudará a eliminar todas las bacterias reduciendo cualquier probabilidad de contraer un resfriado, gripe u otra enfermedad respiratoria. 

• Estimula anticuerpos y leucocitos 

¿Sabías que los leucocitos son las células encargadas de combatir las enfermedades por medio de anticuerpos? Estas son proteínas que logran contrarrestar las bacterias y agentes externos adversos a la salud. El ejercicio lo que hace es que circulen por todo nuestro cuerpo de manera rápida y eficiente para que puedas detectar y combatir cualquier virus de manera mucho más efectiva. 

• Ayuda a combatir infecciones 

Cuando las personas hacen ejercicio, generalmente, se evidencia una elevación de la temperatura corporal, durante y después de hacerlo, lo que impiden el crecimiento de las bacterias, ya que la sudoración y estos altos niveles eliminan los virus que puedan presentarse. Lo mismo sucede cuando tienes fiebre, ya que su función, además de alertar que algo no está bien en nuestro cuerpo, lo que busca es combatir las infecciones. 

• Disminuye la secreción de las hormonas del estrés 

El cortisol y la epinefrina son hormonas que se liberan en respuesta al estrés o por un bajo nivel de corticoides en la sangre, las cuales disminuyen cuando las personas se ejercitan. Uno de los beneficios más conocidos de hacer ejercicio, además de ayudarte a lograr tus objetivos de resistencia y fuerza, se basa principalmente en que es un liberador de estrés y energía. 
Si tu deseo es saber cómo subir las defensas ¡ya tienes la respuesta! Solo debes procurar evitar hábitos como tomar alcohol, fumar tabaco, tener mucho estrés o ser una persona sedentaria, ya que esto te impide contar con los anticuerpos necesarios para afrontar cualquier virus, gripe o bacterias. 
Empieza tu rutina en los gimnasios HardBody llevando a cabo todas las medidas de higiene y prevención, allí se contemplan aspectos importantes como tu peso, estatura y rendimiento para proporcionar el entrenamiento deportivo ideal para ti.
Artículo tomado de: Gimnasios Hard Body 

jueves, 12 de marzo de 2020

¿Qué debo comer antes y después de hacer ejercicio?


Antes y después de hacer tu rutina de ejercicio es imprescindible una alimentación adecuada para que te brinde la energía que necesitas y ayude a compensar y recuperar tu cuerpo. A continuación, te decimos cuáles pueden ser unas buenas opciones.
Hacer una elección apropiada de los alimentos y bebidas que piensas ingerir antes y después de hacer tu entrenamiento deportivo es indispensable, aunque no es muy complejo, requiere de conocimiento y depende de tus objetivos, ya que cada una de las comidas cumple un rol fundamental dentro de tu rendimiento físico, facilita la recuperación muscular y previene futuras lesiones. 
Para nadie es un secreto que para llevar a cabo un estilo de vida saludable la alimentación debe tener una carga nutricional apropiada de acuerdo a tu peso, objetivos y si lo haces de día o de noche. No obstante, dentro de los diversos debates que existen y cuestionamientos alrededor de qué comer antes del ejercicio, la recomendación siempre será consumir la energía suficiente para dar lo mejor de sí y no sufrir ningún tipo de descompensación. De igual manera, debes ser muy estricto con la hidratación. 
Continúa leyendo: Un desayuno para cada objetivo 

¿Te gusta entrenar en la mañana? 

Si necesitas saber qué desayunar antes de entrar en horas de la mañana, déjanos contarte que los expertos recomiendan hacerlo de manera ligera y nutritiva, pero sin quedar totalmente lleno, ya que esto puede tener repercusiones que te impidan hacer tus rutinas. Por ejemplo, desayunar y reposar media hora mientras tu cuerpo asimila la comida. 

Desayuno 

• Antes: Prepara avena en una pequeña dosis, con agua para evitar cualquier inflación por la lactosa. Puedes picar la fruta de tu preferencia, generalmente se mezcla con banano triturado y fresa; mézclalo con las hojuelas. Si por el contrario prefieres algo un poco más fresco, puedes comer una porción de papaya, banano y mango, acompañado de un vaso de jugo de naranja, esto te dará la energía necesaria para salir a trotar y quedar listo para alimentarte después de terminar tu ejercicio. 
• Después: Desayunos ligeros y complementarios es lo que necesitas después del ejercicio; sin embargo, esto no quiere decir que no puedan ser con un poco más de contenido. Prepara dos huevos duros y acompáñalos con una porción de jamón, queso campesino y una porción de pan integral. 

¿Prefieres entrenar por la noche? 

Cena 

• Antes: Para garantizar recetas saludables es indispensable que tu alimentación sea balanceada, debes garantizar alimentos que te proporcionen vitaminas, carbohidratos, fibra y proteína en una proporción de acuerdo a tu peso. Debe ser una cena ligera pero que aporte todo lo que necesitas. Prepara una porción de pechuga o salmón del tamaño de tu mano, con una porción de aguacate y tomate o lechuga; en casos donde tu entrenamiento sea mucho más exigente, puedes incluir una porción pequeña de arroz integral. 
• Después: Si no sabes qué comer después del ejercicio en las noches lo recomendable es que sea algo realmente suave, teniendo en cuenta que el metabolismo del cuerpo después de las 7 de la noche se pone lento y no digiere los alimentos de la misma manera. Para este tipo de casos, puedes tomarte un té de frutos rojos con una porción de galletas, dos o tres almendras. 
Para HardBody es muy importante que tu rutina de ejercicios sea efectiva e ideal para que logres todos tus objetivos, y como bien sabemos que la alimentación es imprescindible, siempre te aconsejaremos sobre los diferentes tipos de platos que puedes implementar en tu día a día. Prepara las diferentes recetas, no tardarás muchos minutos y notarás excelentes resultados.
Artículo tomado de: Gimnasios Hard Body 

martes, 3 de marzo de 2020

Limpiar el hígado para adelgazar


El hígado es un órgano indispensable en nuestro cuerpo debido a su importante función de limpiar el organismo de toxinas y grasas que normalmente son difíciles de metabolizar. Es por esto que, cuando vas a implementar una dieta para bajar de peso, es fundamental pensar en una limpieza hepática.
¿Sabías que el hígado es uno de los órganos más importantes debido a sus funciones? Es el encargo de la gran mayoría de los procesos metabólicos, su labor es eliminar sustancias tóxicas del cuerpo naturalmente, tales como el alcohol, las grasas, segregación de hormonas y el amoniaco. Gracias a los avances de la medicina, se pudo determinar que desempeña un rol indispensable para llevar a cabo estilos de vida saludable, ya que contribuye en la pérdida y ganancia de peso. 
Existen dietas depurativas que te permiten desintoxicar el hígado para que trabaje de la manera correcta y apropiada para que haya mayor efectividad en tu rutina de ejercicios y así, puedas obtener los objetivos deseados de manera saludable. Todo parte de aprender a cuidar tu cuerpo, por eso, es imprescindible que conozcas algunos métodos eficientes para limpiarlo y ponerlo a trabajar de manera eficiente. 
Según el especialista y jefe de la Unidad de Gastroenterología del Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, “el hígado no acumula toxinas, es un órgano que tiene muchas funciones vitales y que cuando entra en contacto con sustancias tóxicas, como el alcohol, las metaboliza, convirtiéndolas en sustancias menos contaminantes, pero en ningún caso las acumula”, lo que es cierto es lo poco que conocen las personas sobre cómo cuidar el hígado y es por eso que, para evitar insuficiencias hepáticas, es importante saber cómo tratarlo cuando es graso. 
Los expertos aseguran que enfermedades como la obesidad pueden afectar el órgano, haciendo que se desarrollen ciertas patologías. Se dice que el hígado graso es una consecuencia de la acumulación de grasa abdominal, por eso, muchas personas optan para hacer ejercicio físico y complementarlo con una limpieza de su cuerpo. 

¿Cómo puedo limpiar mi hígado? 

Lo primero que debes hacer es tener una dieta saludable donde reduzcas totalmente, de ser posible, el alcohol y otros tóxicos pueden afectar su función. Implementar muchas verduras, agua y fibra. Uno de los métodos más eficientes es incluir en tu almuerzo o cena una porción de pescado o todo alimento que sea rico en omega 3. 
Para facilitar su función depurativa en el cuerpo puedes usar hortalizas o cúrcuma dentro del condimento de los platos que prepares para alimentarte. También son conocidas las propiedades de las alcachofas, el brócoli, puerro, e incluso, los garbanzos. En coherencia con la medicina, es de vital importancia alimentarse con ingredientes ricos en vitaminas y minerales, como lo son los diferentes germinados. 

Dieta para cuidar tu hígado 

Si deseas un proceso completo, evita bebidas alcohólicas, frituras, carnes rojas, mantequilla, queso crema y embutidos, carnes grasas, comidas congeladas o rápidas, galletas, chocolates, mayonesa y todo tipo de salsas. Sigue esta dieta por una semana y notarás los resultados. 
Dieta para limpiar el hígado  
Las cantidades dependen de tu peso y propósito, consúltalo con tu entrenador personal, seguro te ayudará a implementar otras opciones que se acomoden a tus gustos y preferencias. ¡En HardBody nos preocupamos por tu salud!
Artículo tomado de: Gimnasios Hard Body 

martes, 25 de febrero de 2020

Consejos para empezar a correr


Correr es uno de los ejercicios más eficientes y prácticos que puedes empezar a implementar en tu rutina para bajar de peso o acondicionar tu cuerpo. En esta nota te decimos todo lo que necesitas saber para que te prepares adecuadamente antes de iniciar.

Dentro de la larga lista de ejercicios y rutinas que existen para bajar de peso o quemar grasa, correr es uno de los que menos se mencionan pero que tienen el potencial de contribuir al mejoramiento general del cuerpo. Así que si te has preguntado cuántas calorías se queman al correr o si estás considerando empezar a trotar como parte de tu entrenamiento, sigue leyendo esta nota. 

¿Bajar de peso corriendo? 

Correr es uno de los ejercicios más prácticos para mantenerse en forma y cuidar de la salud. De hecho, muchas personas prefieren quemar grasa corriendo ya que este es un entrenamiento que no requiere mucho equipamiento y ofrece importantes beneficios para la salud como optimizar la circulación, reforzar los músculos, reducir el estrés y mejorar la calidad del sueño y el descanso. 
Si realizas un entrenamiento físico de este tipo durante el día, con una duración de 30 minutos por terreno llano, es probable que quemes alrededor de 235 y 350 calorías. Es posible que incluso logres quemar alrededor 1000 calorías en una sesión de una hora. 
Entonces, si estás interesado en empezar un entrenamiento para correr, a continuación, te contamos qué debes tener en cuenta antes de iniciar tu rutina: 

• Elige la ropa adecuada 

Para realizar cualquier tipo de rutina se debe contar con los implementos adecuados. Para este deporte en específico deberás contar con la ropa adecuada, que sea cómoda, permita las transpiración y, sobre todo, no impida la correcta circulación en tu cuerpo. En cuanto al calzado, existen en el mercado opciones especializadas para corredores que con un diseño especial para prevenir lesiones en los corredores. Otra alternativa (más asequible) es comprar unos zapatos de deporte neutros y usar alguna de las plantillas que hay en el mercado, para empezar. 

• El running no es para todos 

Antes de comenzar, también debes saber que, como entrenamiento físico, correr no es para todo el mundo. Aunque es un deporte muy beneficioso para la salud, algunas personas no lo encuentran tan estimulante o cómodo como otros que también se pueden practicar. No te desmotives si descubres que el running no es para ti, aún puedes acudir a uno de los gimnasios de Hard Body y encontrar la rutina perfecta para ti, de la mano de nuestro equipo profesional que te guiará de acuerdo a lo que quieras lograr. 
De igual forma, si encuentras que disfrutas correr, también puedes acudir a nuestras instalaciones para complementar tu régimen y acceder a especialistas en nutrición y neurofitness, un programa de entrenamiento cerebral que será el complemento ideal para tu rutina ya que te garantizará bienestar general. 

• Realiza el calentamiento 

Al igual que cualquier otra rutina de ejercicios, debes calentar tus músculos antes de comenzar para prevenir cualquier tipo de lesión. Para hacerlo, puedes comenzar realizando estiramientos simples, enfocándote en los músculos de las piernas como sentadillas isométricas. Luego deberás realizar el calentamiento aeróbico que consiste en trotar suavemente para elevar progresivamente el ritmo cardíaco. 
Para una persona que no suele realizar actividad física y que este sea el inicio de su entrenamiento, los primeros 10 o 15 minutos pueden resultar especialmente agotadores, y esto se debe a que son los minutos más demandantes para el cuerpo. Por esa razón, no debes desmotivarte si este es tu caso, es solo cuestión de acondicionar el cuerpo y perseverar. 
No olvides que también debes calentar después de correr y no detener el ejercicio de forma abrupta, al contrario, bajar paulatinamente el ritmo del ejercicio para permitir al corazón volver a un estado de normalidad. 

• ¿Qué comer antes y después? 

La buena alimentación es indispensable para realizar cualquier tipo de deporte o rutina, ya que puede otorgarnos los nutrientes y la energía necesaria para dar un buen rendimiento. Para antes de correr, lo recomendable es que comas algo suave y que se absorba rápido como la fruta o el yogurt. Una vez termines tu sesión de running deberás comer hidratos y proteínas para ayudar al cuerpo a recuperarse. 

• Aumenta la intensidad a medida que te acostumbres 

Para lograr tu objetivo de quemar grasa corriendo es indispensable que aumentes de forma paulatina la intensidad de la carrera luego de las primeras 3 o 4 semanas de sesiones diarias. Este aumento en la intensidad puede darse en duración de tiempo de cada sesión, en distancia o en velocidad.

Estos son algunos consejos si buscas empezar a correr en las mañanas o quieres mantenerte en forma con un deporte práctico pero demandante. Recuerda que en Hard Body contamos con varios gimnasios en la ciudad de Bogotá a los cuales podrás asistir y recibir la asesoría especializada de alguno de nuestros expertos. ¡Empieza hoy a cuidar de tu mente y tu cuerpo con Hard Body!

Artículo tomado de: Gimnasios Hard Body